UN NUEVO ESTUDIO ALERTA SOBRE LA POSIBILIDAD DE QUE CUALQUIER PERSONA QUE CONTROLE LOS SERVIDORES DE WHATSAPP INGRESE A UN GRUPO DE WHATSAPP

Expertos alemanes de la Universidad Ruhr de Bochum han descubierto una grieta en la seguridad de WhatsApp que permite la infiltración en conversaciones de grupos, pese a que el servicio utiliza un sistema de cifrado de extremo a extremo.

De acuerdo a lo señalado cualquier persona con acceso a los servidores de de  WhatsApp podría con facilidad integrar nuevos miembros a un grupo privado, incluso sin la autorización del administrador.

Es cierto que el administrador del grupo tiene la opción de invitar nuevos miembros, la aplicación no utiliza ningún método de autenticación que no pueda ser falsificado por sus propios servidores. Así, sencillamente el servidor podrá agregar al grupo un nuevo integrante pasando por alto al administrador, con lo cual este intruso obtendrá acceso pleno a las nuevas conversaciones.

Un vocero del servicio de mensajería confirmó estos fallos recientes, pero aseguró que nadie puede agregar de manera oculta  a un nuevo miembro dado que se notifica el ingreso de esta persona. A su vez, negó que el fortuito atacante tuviera el poder de evitar u ocultar esa notificación.

La forma más adecuada de proteger la privacidad de este tipo de conversaciones es estar siempre atentos a quienes conforman el grupo. Si observamos un nuevo miembro desconocido, es mejor hablar con los demás participantes por privado para confirmar la identidad de esa persona.

Fuente: tecnovedosos

Imagen tomada de antonbe