• Para la aceptación de los términos y condiciones (en caso de que tenga autorización para el tratamiento de datos personales.
  • Para la autorización del el tratamiento de datos personales.
  • Las casillas premarcadas, condicionan la autorización del tratamiento de los datos personales del titular, a la aceptación tácita.
  • La autorización del tratamiento de los datos personales, debe ser libre, previa y expresa.
  • Si casillas están premarcadas, incumplen con los requisitos legales exigidos, toda vez que no hay un acto afirmativo de la autorización expresa del titular.
  • La autorización expresa del titular, se da cuando el titular mismo hace clic o marca la casilla de autorización, siempre y cuando cumplan con los requisitos de ley y requerimientos técnicos que conserven la evidencia de la autorización.

POSICIÓN DE LA SUPERINTENDENCIA DE INDUSTRIA Y COMERCIO RESPECTO A LAS CASILLAS PREMARCADAS

  • El silencio, las casillas “pre marcadas” por defecto, la inacción no constituye consentimiento bajo la Ley 1581 de 2012. En esas situaciones, es prácticamente determinar de forma objetiva si el Titular ha dado o no su consentimiento sobre la base de una decisión libre e informada.
  • El uso de mensajes de datos y de medios electrónicos es jurídicamente válido. Lo mismo sucede con la aceptación por conducta inequívocas -diferentes al silencio- que permitan concluir de forma razonable que otorgó la autorización. La regulación también permite el mecanismos “predeterminados a través de medios técnicos que faciliten al Titular su manifestación automatizada”.
  • Lo importante es que las tecnologías utilizadas o los procedimiento empleados cumplan los requerimientos probatorios de ley. Se reitera que es obligación de los Responsables del tratamiento utilizar tecnologías y procesos que permitan al Titular dar su consentimiento previo, expreso e informado, así como demostrar todo lo que exige el ordenamiento jurídico.